Crecimiento personal

 sabiduria8.jpg

 

Creo que estoy madurando o como nuestros abuelos dirían: Me estoy disciplinado

Atina chile se ha transformado en  una pagina de  pasar diario obligado, pero cada vez mas lejana en participación.

He logrado – de ahí mi titulo - controlar  el ego de mi mente y dejar  fluir los artículos sin intervenir  ante algunos vicios  que están castrando cualquier posibilidad  de crecimiento de algunos artículos.

 

Partiendo de la base que la opinión es esencialmente participativa, solutiva  y constructiva hay diversos tipos de opiniones que van en contra de dicha directrices. El encuentro continuado  con este tipo de opiniones  cansa  y fatiga ante la repetición reiterativa a las mismas explicaciones base  para finalmente empezar a razonar y desarrollar la idea  general.

Y encontramos muchas opiniones que puedes ser clasificada como delimitadoras y castradoras de  una idea que pudiera llegar lejos bien desarrollada.

Me refiero –faltan muchas- a las opiniones territoriales, posiciónales, pasionales, egocéntricas, la excepción, etc., etc. 

Todas las opiniones que tienen una ceguera producto de un vendaje propio.

Dejo la parcialidad fuera porque como su nombre indica parcializa, enfoca de otra manera pero no castra. Solo le falta seguir creciendo. En general no la creo una venda propia, aunque pudiera serlo.

 

Las posiciones territoriales delimitan y castran un tema general en parcialidad al territorio que me cobija o ampara. Me niego a ver otras realidades territoriales.

La opinión posicionad –siendo territorial- es mas pasional. Niega en base a la pasión otras realidades o ideales.

Ambas tienen  como centro el yo, y conocen poco  o mejor dicho no les importan  en absoluto el ustedes o el nosotros.

 

Muchas intervención posiciónales son  una moda momentánea. La opinión posicionad –sobre todo pasional o de ego -cambiara si esta se  hace general. La generalidad le  molesta, necesita ser excepción minoritaria para satisfacer  sus necesidades de sentirse distintos, especiales, revolucionarios. Y es imposible –sabemos todos-una revolución en generalidad

 

Las excepciones como regla general. Consiste en fijar la opinión en base a la excepción como regla general. En objetar una pirámide en base a un ladrillo suelto. Juzgar un papiro en base a una línea.

La excepción permite la falsedad de la vivencia particular por sobre la social como fundamente de cambio.

 

Resumiendo veo mas intención de  destruir que en construir en las opiniones.

Y creo saber parte de la razón de ello.

 

En un mundo -donde la información es confundida como conocimiento, cualquier mente medianamente inteligente  puede armar  una teoría propia sin grandes fundamentos ante sus semejantes iguales en ignorancia.

Pero sabemos –al ser medianamente  inteligente- que no podemos fundamentarla ante personas  de conocimiento verdadero. Por tanto no construimos: Hacemos lo que si podemos hacer con estos trozos de información que  nos regala google. Y esto es simplemente  criticar y destruir.

Destruir y criticar podemos todos.

Construir y aportar requiere mayor sacrifico y preparación.

 

Lo anterior en  cuanto a  ignorancia y conocimiento. Pero la red digital también  nos ha permitido salir de ese triste anonimato al que estábamos obligados.

Esta la posibilidad que añoramos subliminalmente de ser considerados e integrados socialmente. Queremos dejar de ser alguien más intrascendente, queremos darnos a conocer.

Pero un: “Mírenme, adórenme, apláudanme”,  seria de mal gusto, muy  pretencioso y expondría nuestra oculta  falencia de cobijo.

Entonces buscamos como darnos a conocer y ser admirados con sutileza.

Y que mejor que una comunidad de intercambio cultural queme permite sutilmente botar frustraciones, debilidades, esperanzas,  falencias, suplicar ayuda  y por otro lado la posibilidad  cierta de lucirme, de ser especial, único, diferente, de ser admirado.

 

Pero para ello hay un gran problema si no lo soy. Como demuestro un conocimiento que no tengo, es  posible que por características propias no pueda lograrlo.

-No puedo ser igual, debo marcar diferencia, debo ser distinto para ser admirado-

Para ello –es muy simple- no puedo estar de acuerdo a la idea general que me hace pasar desapercibido.

Por tanto cuando todos dicen si, yo debo decir no. A la aceptación general yo objeto.

Así atraigo miradas y con un poco de suerte adeptos.

No importa el fondo importo yo.

Eso era yo, me retrate  fielmente. Ahora he cambiado mi pensamiento, pero ojo que aun no domino mi soberbia.

Estamos ante un buen medio de terapia existencial.

 

Resumo. Hay una tendencia a involuntaria a castra ideas.

Exponemos –si- pero estamos cerrándonos a sanas opiniones en contra.

Nos cuesta crecer y -quizás mas aun – creer.

Tratamos de inculto al torpe y son dos cosas distintas.

Tratamos de idiota al ignorante por su falta de conocimiento,.en olvido de que quizás su línea argumental sea digna de admiración.

 

Creo no ser el único que piensa así. Percibo que muchos miran desde afuera creciendo a la sombra pero renunciando a un aporte de análisis mayor compartido.

Así fracasamos ambos lados. Porque  independientemente sea quien sea que calle –el  aprendiz o maestro – no se avanza.

 Siempre encuentro avatares que sorprenden gratamente en su argumentación. Pero en otros se de antemano hasta el orden de los punto y coma.

Sabe a  jabón pero es queso.

 

Y por ultimo, antes de seguir creciendo (jaja), mi ego quiere despicarse –sincero- con unas palabras ante la acumulación de menosprecios a ciertas personas e ideas con las cuales me identifico o al menos respeto

 

Al que le caiga el sayo que se lo ponga:

“No logro entender el razonamiento de quienes se pasan criticando o burlándose de ideas,  personas u organizaciones dadas. Y que insisten   - majaderamente y reiterativamente - en que dichas personas, ideas u organizaciones no valen nada, son inexistentes y no representan  a nadie, pero dedican todos sus palabras  y tiempo  (tiempo que imagino importante)  en gritar los cuatro vientos su poca o nada de importancia.

O sea ¿Les preocupa lo que no les preocupa? 

¿Delirio? Me parece curioso a lo menos”

 

Por ahí se dice que: El  valor de tu enemigo te honra.

Si esto fuera cierto, flaco favor me haría discutir con quien yo denomino idiotas.

Bueno, en una de esas  no me alcanza para mas tampoco

Gracias.

A buen entendedor pocas palabras 

 

 

Saludos y suerte

Khg

 

http://eldesatinado.bligoo.com

 

 

|

Comentarios

Todo lo que comentas a cerca de Atina es tan cierto, que me siento muy identificada con lo que planteas. Aunque hace ya un buen tiempo que superé la visita diaria, aunque sea para leer.

Terminó hartándome, superándome, aburriéndome. No porque crea que no tengo capacidad para debatir, si no, porque los temas de debate son casi siempre los mismos (o por lo menos hasta donde leí)...y en ese afán por ridiculizar por parte de algunas personas a otras, de sentirse superiores por copiar mejor, dominar un tema o no, lo que sea...hieren, se cierran en sus razonamientos y se creen dueños de la verdad, de su verdad.

Entonces, ante ese pizarrón sin colores, prefiero no dibujar.

saludos.

Malú

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar